logo empleo y discapacidad personas con discapacidad en ambiente laboral
presione para obtener ayuda baja visión menu principal

Interacción laboral con PCD visual

icono discapacidad visual
ayuda baja visión

¿Sabía usted que la discapacidad visual refiere tanto a las personas invidentes/ciegas y a las de baja visión?

La presente guía comprende una serie de puntos que sin duda facilitará su convivencia con personas que presentan alguno de estos dos tipos de discapacidad visual.
  • Al saludar a una persona con discapacidad visual diga su nombre para que sepa quién es usted.


  • Al desplazarse con una persona con discapacidad visual por las instalaciones de la empresa, ofrézcale el brazo para que lo tome y pueda seguirle. Si la persona presenta baja visión probablemente le dirá que puede seguirle sin dificultad y que no requiere el apoyo de brazo; pero si la persona presenta baja visión grave o es invidente/ciego, deberá, además de ofrecerle el brazo, detenerse un momento frente al escalón, escalera o rampa y avisarle que van a subir o bajar.


  • Para subir una escalera fija o eléctrica avísele si sube o baja y coloque su mano sobre el barandal o pasamano giratorio.


  • Al caminar con una persona con discapacidad visual dentro de las instalaciones de la empresa evite tomarlo del brazo, empujarlo hacia adelante o controlar su bastón o perro guía. Procure dirigirle en línea recta indicándole los obstáculos que hay por ese pasillo.


  • Al mostrarle donde sentarse a una persona con discapacidad visual (baja visión grave o invidente) tome su mano derecha y colóquela sobre el respaldo de la silla o sobre el brazo del sillón para que identifique el tipo de asiento y se siente por sí misma.


  • Al iniciar una conversación con una persona con discapacidad visual háblele por su nombre o toque uno de sus brazos.


  • Al hablar con una persona con discapacidad visual no se disculpe cuando use verbos como ver, mirar, observar, etc., ni evite utilizarlos.


  • Al integrar a una persona con discapacidad visual en una empresa se debe pedir a sus compañeros de trabajo que procuren dejar completamente abiertos o cerrados cajones, puertas o ventanas, y avisarles cuando alguno de los muebles vaya a ser cambiado de lugar.


  • Al entrar o salir de un lugar donde se encuentre algún empleado con discapacidad visual salude o despídase en voz alta para que él/ella sepa que ha llegado o que se retira.


  • Al hablar de una persona con discapacidad visual evite referirse a él/ella como minusválido, o usar diminutivos tales como cieguito, enfermito, malito. En todo caso es correcto utilizar persona con discapacidad visual, invidente/ciego, persona con baja visión, etc.

Guía práctica para interactuar con usuarios de perro guía en el trabajo.

¿Sabe cómo actuar frente a un perro guía? Dejemos que él mismo Se lo cuente ¡Hola! Soy un perro guía y quiero enseñarle cómo DEBE actuar cuando Se encuentre conmigo en compañía de mi amo ciego.
  • Antes que nada, déjeme decirle que soy un perro de trabajo, no una mascota, así que entre más me ignore, mejor será para mi amo y para mí.


  • Mi comportamiento y mi trato son totalmente diferentes a los de otros perros, por lo que debo ser respetado en mi doble función de guía y fiel compañero de mi amo ciego.


  • Por favor, no me hable ni me acaricie cuando me encuentre trabajando, o sea cuando me vea con el arnés puesto. Si lo hace me puedo distraer y yo no debo fallar jamás.


  • Los perros guía estamos adiestrados y nunca seríamos capaces de hacerle daño sin motivo.


  • Eso sí, si trae consigo a otro perro, por favor contrólelo para evitar que llegue a producirse algún accidente cuando pase a mi lado o al lado de mi amo ciego.


  • Por favor, no me ofrezca golosinas ni alimentos: mi amo ciego ya se encarga de ello con esmero. Estoy bien alimentado y tengo un horario prefijado para comer.


  • Cuando se dirija a una persona ciega que se acompaña por un perro guía como yo, háblele directamente a él/a y no a mí.


  • Si una persona ciega con perro guía llegara a solicitarle ayuda, acércate por el lado derecho, de modo que yo quede a la izquierda. Me ordenará entonces que le siga, o bien te pedirá que le ofrezca tu codo izquierdo. En tal caso me hará una seña para indicarme que estoy temporalmente fuera de servicio.


  • Si una persona ciega con perro guía le pregunta direcciones, dale indicaciones claras del sentido en que debe girar o seguir para ubicar el lugar al cual se dirige.


  • No corra ni tome del brazo a una persona ciega en compañía de un perro guía sin antes hablarle.


  • Tampoco toque mi arnés, ya que éste sólo le sirve a mi amo ciego para caminar.


  • Los perros guía tenemos lugares y horarios predeterminados para evacuar nuestros esfínteres.


  • Yo, como buen perro guía, estoy entrenado para viajar en todo medio de transporte echado a los pies de mi amo ciego sin causar molestias a los pasajeros, tanto dentro como fuera del país.


  • Los perros guía estamos entrenados y autorizados para entrar y permanecer junto a nuestros amos en todo tipo de establecimientos, tanto de salud como en centros comerciales, restaurantes, supermercados, cafeterías, cines, teatros, centros de estudio o trabajo, etc.,


  • Cuando estamos trabajando y traemos arnés, los perros guía no podemos vagar a nuestro arbitrio por todos lados, sino que permanecemos echados a los pies de nuestro amo ciego donde sea que esté.
¿Me ayuda a difundir todo esto?
fundación makoi